domingo, 8 de mayo de 2011

LA AMISTAD


Amigo es aquel que se fué y siempre añoraremos. Amigo es a quién hacemos partícipes de una alegría o de un fracaso. A él recurrimos cuando hay un problema. Amigo es el que critica y da consejos estando presente el interesado. Amigo es quien comprende, aunque las apariencias engañen. Amigo es, el que desde lejos hace sentir su presencia. La amistad no tiene razas, ni edades, ni credos, ni política, ni distancia. Cuando se logra una verdadera amistad, hay que saber conservarla como el más maravilloso de los regalos. A un buen amigo se le profesa un afecto desinteresado y personal, generalmente recíproco, que nace y se fortalece con el trato. Los amigos que son leales, llegan a sentirse como hermanos. Nada hay más noble y escaso que un verdadero amigo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es triste el hecho de querer a un amigo más que tu propio hermano/a, pero en muchos casos es así.

Un abrazo
David

Jesús R. Narváez dijo...

Llevas razón David. En muchas ocasiones, los amigos son tu verdadera familia.

Un abrazo.