martes, 9 de noviembre de 2010

Soñar

En algunos momentos de nuestra vida, nos gusta evadirnos y caer en un pozo de ensoñaciones en soledad. Vivir una realidad paralela al mundo material y a veces irracional y absurdo que nos ha tocado vivir, donde todo o casi todo sea posible y aventurarnos con personajes de lo más variopinto. Revivir una infancia perdida aunque no del todo, pues la mayoría de las personas llevamos parte de ese niño que alguna vez fuimos, y que nos marca en gran medida lo que actualmente somos.

En alguna que otra ocasión, me gustaría abrir una puerta aquí y ahora, la cual me conduzca sin prisas pero sin pausas a otra para toparme con aquel farol que es guía y que ilumina la entrada a un nuevo mundo de fantasías, de eternos inviernos causados por una Blanca Bruja y de heroicidades que permitan la llegada de vetada Navidad, y posteriormente de la floreciente Primavera. De nuevo, me gustaría abrir un cofre de plata para saborear delicias turcas, pero carentes de todo embrujo.


Crónicas de un mundo con tres Reyes en Cair Paravel y un felino creador. Seguro algunos sepáis a que mundo me refiero.

No hay comentarios: