miércoles, 23 de junio de 2010

Las cosas del Señor


Casualidades de la vida (o quizás no tanto, nunca lo sabremos). Hace un tiempo, hablando con un amigo que no reside en Sevilla, ni siquiera en Andalucía, me comentó que me iba a enviar varias postales antigüas de la Semana Santa de Sevilla que creía tener. Pero al final, cuando las buscó, sólo encontró una. Hoy la he recibido en mi casa, y fíjense cual es y a quién representa

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Tal vez no sea una casualida Jesús.

Un abrazo
David

Antonio Díaz dijo...

Como bien dice Anónimo, seguro que no es una coincidencia. El Señor siempre pone su otra mejilla, y sigue con zancada poderosa hacia delante. Así lo hará para toda la eternidad.

Un abrazo!!!

Jesús R. Narváez dijo...

Afortunadamente, el Señor del Gran Poder sigue con nosotros, como desde que en 1620 lo tallara Juan de Mesa. Sevilla no sería Sevilla sin su Señor.

Un abrazo a ambos.