domingo, 11 de abril de 2010

Los Renglones torcidos de Dios


Os traigo a mi blog, y de la mano de uno de mis escritores predilectos, D. Torcuato Luca de Tena, una obra que para las personas que se han dedicado, se dedican o se dedicarán en un futuro, estudiando hoy día para intentar comprender algo más sobre ese universo y espiral de dudas cual es la mente humana, es referente y obra bien redactada y estudiada. Es de reconocer la valentía del autor de ésta obra para ingresar de manera voluntaria, simulando padecer una profunda depresión, en una institución mental para así empaparse de la realidad de éstas personas que han llegado a un estado confuso, quizás y en algunos casos, por no saber aceptar o asimilar una realidad que les rodea y que para ellos no tiene sentido alguno.

La obra trata sobre Alice Gould, una detective privada cuyos casos se reducen prácticamente a investigar infidelidades, con los que ha conseguido cierto renombre en la profesión. Todo cambiará cuando es ingresada en un psiquiátrico para investigar un supuesto asesinato efectuado por uno de sus inquilinos. Tendrá que fingir una enfermedad para poder adentrarse en los entresijos del hospital.
En un principio Alicia (como es rebautizada para no llamar la atención entre los enfermos) se dedicará a observar los hábitos y comportamientos de sus malogrados compañeros pero, cuando cree que ha dado con el culpable, los acontecimientos se tornarán casi surrealistas al comprobar que no puede salir por propia voluntad de su asilo. El médico que teóricamente iba a ser su contacto en el centro dice no saber nada del caso.

Es un libro que nos ayuda a reflexionar sobre la capacidad de la mente humana para construir realidades paralelas, y sobre la complejidad del ser humano de la mano de su herramiente más poderosa: la mente.

Os recomiendo su lectura

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Este libro "Los renglones torcidos de Dios" me trae recuerdos de mi adolescencia, que fue cuando lo leí. También recuerdo haber leído "Edad Prohibida" y no "Emabajador en el Infierno" (no sé si este es del mismo escritor o de otro). Estos libros los recuerdo como si los hubiera leido ayer

Un abrazo
David Benitez

Jesús R. Narváez dijo...

Hay algunos libros que me llevan a mi adolescencia, uno es precisamente el que has nombrado, "Edad Prohibida", de éste mismo autor, y otro es "La Insolación" de Carmen Laforet. También los famosos Cuentos de Edgar Alan Poe y algunos más. Reconozco que mientras algunos niños disfrutaban jugando en la calle, yo lo hacía leyendo en mi casa, y era un "raro" para esa época.

Un abrazo, David.

Anónimo dijo...

Para mí, un libro de culto.

Anónimo dijo...

Por cierto, el anónimo anterior es mio, soy Kike, jejeje